Orígenes y metodología

Orígenes

Creemos que la evolución en la modificación de conducta canina basada en problemas de gestión emocional radica en el trabajo en grupo. Nuestro objetivo es sacar de cada persona y cada perro su potencial, mejorando el entendimiento, vínculo y convivencia en la familia y entorno.

Método KUMBER® tiene su origen en nuestro afán por comprender, ayudar y mejorar el comportamiento canino de aquellos perros que lo necesitan.

Con un largo recorrido y un crecimiento importante tanto a nivel profesional como personal, comprendimos que las necesidades de los perros con falta de gestión emocional serían mejoradas y empoderadas con un buen método de trabajo en grupo.

Llevándonos a establecer nuevos procedimientos y protocolos de trabajo aunados en un nuevo método de modificación de conducta canina, la modificación de conducta en grupo: método KUMBER®, un punto de inflexión que ya marca la diferencia.

Metodología

Con método KUMBER® aprenderás y trabajarás con tu perro la gestión emocional (trabajo basado en AMC líder) junto a otros trabajos que crearán una estructura mental estable, asentarán el manejo diario adecuado y reforzarán su gestión emocional, consiguiendo cambios internos que le ayudarán al afrontamiento correcto de las situaciones mejorando tanto su calidad de vida como la tuya.

Orientado a perros con problemas de comportamiento que muestren conductas desde nerviosas a agresivas (miedo, inquietud, nerviosismo, ladrido, impulsividad, reactividad, agresión, etc.) hacia otros perros, personas o hacia el entorno. 

Nuestra metodología, siempre amable y respetuosa, provoca cambios internos y profundos que enseñan al perro a gestionar las situaciones y estímulos que le afectan.

Scroll hacia arriba